.

Mostrando entradas con la etiqueta Estadão. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estadão. Mostrar todas las entradas

3/20/2017

, , , , , , , , ,

Michel Temer come carne uruguaya

Para tratar de tapar los quilombos de las carnes brasileras Temer invita a comer carnes uruguayas.

                                                                                                                                                                                        imagen: estadao.com.br

Michel Temer, el presidente de Brasil, está teniendo un grave problema con la carne bovina de su país. En forma urgente, el mandatario quiso demostrar que todo está más que bien para no quedar pegado frente a los mercados internacionales. Entonces pretendió dar una señal inequívoca: invitó a una comitiva de embajadores a comer a una parrillada. El problema es que la carne que comieron no era brasileña. Era de nuestra querida República Oriental del Uruguay.

Como si los escándalos de corrupción no estuvieran a la orden del día en el vecino país del norte, ahora se le agrega que la Policía Federal destapó el viernes una nueva trama corrupta: los frigoríficos sobornaban a los inspectores sanitarios para que les habilitaran la venta de productos no aptos para el consumo. Ya hay más de 30 detenidos y entre los principales investigados se encuentran las firmas más importantes de Brasil incluyendo a la principal exportadora de carne bovina y avícola del mundo.

Entonces, como gato manco, el presidente Temer se quiso hacer el canchero frente a los ojos del mundo. Según narra la agencia internacional AFP, el mandatario le dijo a una comitiva de embajadores: “Quiero invitar a todos al salir de aquí (...) a una parrillada, para comer carne brasileña”. Luego agregó: “Si aceptaran la invitación, nos harían muy felices”.

Y en efecto, todos fueron muy felices. Unos por comer de arriba y otros por gestar una linda movida de marketing. Fue así que arrancaron para la parrillada “Steak Bull” (que como todo el mundo sabe, significa “Filete de Toro” mostrando que la comitiva sabía a lo que iba y los dueños de la parrillada no son muy creativos con los nombres). Todo salió de película. Comieron a morir y nadie resultó muerto.

Solo hubo un temita: la carne no era brasuca sino que era de acá, de nuestros pagos. Según el portal Estadão, los cortes que se sirven en Steak Bull, son uruguayos o australianos. El portal confirmó que la carne servida en esa jornada era uruguaya. Pero luego de esta publicación, desde la Secretaría Especial de Comunicación Social de Presidencia de la República de Brasil, se emitió un comunicado diciendo que "la carne de ese día fue brasileña" y que "los empresarios acreditaron frente a medios de comunicación serios" que la carne era procedencia local.

Como ya sabemos todo puede pasar en la tierra del Amazonas, el carnaval y los ticholos. Cabe recordar que una de las primeras medidas del ministro de ganadería norteño fue intentar robar las exportaciones bovinas de Uruguay a Corea del Sur, argumentando (más que esgrimiendo argumentos fue metiendo la pesada) que Brasil es mayor mercado que nosotros. Si bien nada nos debería llama la atención, proviniendo de un presidente cuya mayor virtud es la de asaltar un gobierno, esta vez lo logra. Sobre todo porque en esta oportunidad, la venganza es un plato que se come caliente y a las brasas. 



3/20/2017